Problemas de aceleracion del coche

En ocasiones el coche después de haberlo encendido cuesta que comience a rodar, las razones por las que puede ocurrir esto son muchas. Cuando el vehículo no se mueve a pesar de que se acelere, el conductor se reocupa inmediatamente debido a que es algo por completo anormal y peor aún si no se tiene ni idea de lo que podría estar sucediendo para que el coche no reaccione.

Si al vehículo se le tienen las revisiones y el mantenimiento cada cierto tiempo o al día, es muy probable que no haya razón para preocuparse demasiado puesto que es factible que se deba a algo sencillo de resolver. Mientras que si por el contrario, el coche rara vez visita al taller y solo se sustenta de gasolina y agua, puede que se trate de un fallo grave y de profundidad.

Fallos frecuentes de la aceleración del coche

Desgaste del embrague

Es una de las razones más recurrentes para que el vehículo no se mueva, por ser una de las piezas que más uso tiene, se desgasta con más rapidez y mucho más si se utiliza de manera incorrecta. El embrague es el elemento que comunica a la caja de cambios con el motor, conforme se va desgastando dicha pieza, se pierde la efectividad entre la máquina y la caja creando un mal funcionamiento.

Esto hace que el coche lo deje botado en el camino, y aunque se insista en acelerar no se mueve. Lo recomendable en un caso así es visitar al taller para sustitución de la pieza del embrague que presenta el fallo, y puede que se tenga que cambiar el sistema completo.

Depósito de la gasolina y su filtro sucios

El tanque de la gasolina con el tiempo se ensucia demasiado por las impurezas que suele contener el combustible aparte del que tienen los tanques de las estaciones de servicio y que se le transfieren al coche al repostar. Las partículas se van poco a poco acumulando en el filtro de la gasolina, por ello si no se limpia y reemplaza eventualmente, el paso del combustible se reduce y al no ser suficiente el vehículo demora en responder o no enciende.

Corte de energía

Los coches tienen diversas partes y sistemas electrónicos para sus muchas funciones, al presentarse fallos en ellos se detecta al instante porque se paralizan varias acciones. El vehículo no arrancaría con un problema en ellos, y si llegase a hacerlo lo haría dando tirones molestos hasta apagarse y detenerse.

Es preferible ahorrarse ese tipo de inconvenientes atendiendo al vehículo a tiempo. Si el obstáculo es el presupuesto podría ayudarse utilizando un despiece peugeot 206, Toyota, o la marca que corresponda su coche. Hay centrales de desguaces en línea que simplifican aún más localizar la pieza exacta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.