Lo que debe saber del freno de mano del coche

Aunque parezca mentira, muchos desconocen cuál exactamente es la función del freno de mano. Se trata de un sistema que inmoviliza las ruedas traseras, hasta que sea desactivado; a diferencia del freno de pedal, este no requiere que el conductor permanezca presionándolo para que funcione.

El freno de mano mecánico se localiza entre los asientos delanteros, quedando visible solo la palanca con la que se activa. Dicha palanca está unida a la varilla de tiro y esta se conecta a la pieza derivadora por medio de las tuercas de reglaje; de allí surge el sistema de cables que se destina a cada rueda trasera.

Los frenos de mano eléctricos han ido desplazando a los mecánicos, aun así estos últimos siguen siendo muy populares en los coches de turismo por su simplicidad. Sin embargo, ambos guardan ciertas similitudes en su funcionamiento.

Tipos de freno de mano eléctricos

Freno manual: se activa de forma manual presionando un botón, el cual da inicio a un proceso bastante parecido al del freno de mano mecánico.

Freno automático: es el que se acciona automáticamente cuando el vehículo se detiene.

Freno accionado por servomotor: es el más común en los coches que tienen freno de mano eléctrico. Utiliza dos electromotores y un tornillo que actúa de manera directa en las pinzas de freno del eje trasero.

Freno accionado por cable: los cables conocidos como “Bowden” son los que inmovilizan el coche. Se accionan al pulsar el botón, el cual envía una señal al sistema de freno para conseguir que el vehículo se detenga.

Problemas frecuentes en los frenos de mano

Sea un freno de mano mecánico o eléctrico, uno de los desperfectos más comunes es el desgaste del sistema de freno, que con frecuencia se origina por el estilo de conducción. Además, a ello se suman los múltiples problemas que pueden aparecer en los discos o en las pastillas de freno. Una forma de detectarlo, es si siente que el pedal de freno está blando y vibra, igualmente sucede con el volante.

En el caso de los mecánicos, con el pasar del tiempo, el recorrido que realiza la palanca se hace más largo. Lo que ocurre es que el cable ha perdido la tensión; se nota que no cumple su función, cuando al accionarlo el coche sigue teniendo movimiento.

Para adquirir los repuestos que amerite para las reparaciones de los frenos o para cualquier otro componente, visite piezasdesegundamano.es. Esta es una web que le permite, con una sola solicitud, llegar a diversas empresas de desguaces en España y las que dispongan de su pedido le contactarán.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.