Consejos para un coche inactivo

Cuando un vehículo permanece durante demasiado tiempo fuera de uso y sin ningún tipo de cuidados resulta perjudicial. Por ello, a lo largo de este período de cuarentena (o en cualquier otra ocasión en la que no usar el vehículo por mucho tiempo) se recomienda tener ciertas consideraciones para evitar problemas mecánicos al momento de servirse de nuevo del coche.

Revisión visual exterior: sin importar que el coche se encuentre dentro del garaje o a la intemperie debe vigilarlo, de esta manera puede detectar si falta presión en los neumáticos, si se rompió algún cristal. En caso de tenerlo en la calle es bueno revisar que las puertas estén bien cerradas y que no haya señales de intensión de violentarlas.

Suelo en donde estaciona: siempre debe revisar el suelo debajo del coche en busca de algún eventual goteo; si es en la calle, es posible que haya manchas antiguas, pero fíjese si alguna luce húmeda. En caso de tenerlo dentro del garaje podría colocar un cartón limpio debajo del vehículo, de esta manera podrá apreciar mejor si hay marcas de fugas de fluido.

Motor: teniéndolo apagado y en frío revise que no esté saliendo líquido rebosando de sus respectivos depósitos como el radiador, los vasos de expansión, el del líquido de frenos, etc. Si se encuentran por debajo del nivel establecido, revise las condiciones del mismo, si está en buen estado complételo asegurándose de que sea del mismo tipo y marca del que tiene en uso. En caso de estar malo el fluido, deberá purgarlo, para después llenarlo con líquido nuevo.

Puertas y ventanas: las bisagras y gomas tienden a pegarse y agrietarse por falta de uso, por ello es ideal que con frecuencia las abra y cierre suavemente. Si hay signos de resistencia a la operación, rocíe las partes móviles con algún spray o aceite especial para ello y así se lubrique; para las gomas deberá frotarlas con un trapo y apretarlas. Las ventanas deben limpiarse y después activarlas, en ese orden para que el polvo no raye los vidrios.

Encender el motor: si se encuentra en un espacio cerrado asegúrese de ventilar bien el lugar para que no inhale los gases y evitar olores desagradables. Enciéndalo y si en su localidad está permitido, dé una vuelta corta; de no ser así, podría sacarlo del garaje para estacionar en el sentido contrario al que estaba. Con este procedimiento impide que los neumáticos no se pudran o deformen, y así mismo expone todo el coche a las mismas condiciones al cambiarlo de posición.

Si la inactividad de su coche por la razón que sea ya es definitiva, una opción acertada sería vender coche desguace madrid. En línea hay diversas empresas que realizan cotizaciones gratuitas y aceptan vehículos en diferentes condiciones, así le saca provecho hasta el último de sus días.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.